BOTICA DE LA BRUJA
Hierbas Medicinales
5021183-hierbas-medicinales-hierbas-para-la-magia

Las recetas son a base de hierbas. Están pensadas para combatir males propios del ritmo de vida de estos últimos tiempos. Las fórmulas chamánicas consisten en  infusiones y tisanas que alivian las dolencias y fortalecen en cuerpo y el alma.
Pero primeramente le daremos la receta para preparar el té o la tisana. Siempre es el mismo procedimiento, lo único que varía son las hierbas.
Preparación del té. Receta básica: Tomando como base lo que se indicará a continuación para cada dolencia, deje
secar las hierbas y semillas en cuestión al sol. Luego, muélalas utilizando un mortero o piedra pesada y coloque la mezcla en un recipiente que pueda cerrar herméticamente. Cuando quiera preparar la infusión sanadora, coloque en una tetera dos cucharaditas de las hierbas molidas sugeridas para cada dolencia. Añada dos tazas de agua hirviendo. Deje reposar durante diez o quince minutos, removiendo de vez en cuando.. Luego, filtre. Para endulzar su té, utilice miel o azúcar moreno.
Remedios caseros contra los males del siglo. Siga las instrucciones que le damos y recuperará las ganas de vivir.
1. Insomnio
Cada vez más frecuente, esta enfermedad va minando la salud física y produce una  creciente inquietud espiritual.
Hierbas: Toronjil, semillas de apio, lúpulo, milenrama, valeriana y tilo.
Recomendaciones: Deben estar presentes todas las hierbas en la infusión. Es importante que la cantidad sea proporcionada. Beber después de la cena, minutos antes de dormir.
2. Ataques de pánico
Esta dolencia se identifica con las fobias que surgen de una vida vertiginosa.
Hierbas: Flores de ajo.
Recomendaciones: Es aconsejable ingerir la tisana antes de ir a dormir. Para reforzar el té, puede colocar un diente de ajo junto con las flores.
3. Tensión alta
Si padece este mal, debe cambiar de alimentación, llevar una vida más saludable y beber la tisana que le proponemos.
Hierbas: Perejil, jengibre, tilo, ajo, zarzaparrilla.
Recomendaciones: Si le desagrada, puede prescindir del ajo para preparar esta infusión. Beba una taza después de cada comida.
4. Problemas sexuales
Las exigencias de la vida moderna dificultan el encuentro de la pareja, provocando falta de deseo o disfunciones sexuales.
Hierbas: Albahaca para la falta de deseo; gingko biloba para la impotencia.
Recomendaciones: No mezcle las hierbas en la infusión. Prepare tisanas por separado. Una o dos tazas por día será la dosis suficiente.
5. Ausencia de vitalidad
La desgana es otra de las dolencias más comunes en la actualidad. El exceso de trabajo ocasiona trastornos anímicos que quitan entusiasmo y energía.
Hierbas: Menta, eucaclipto y hojas de limón.
Recomendaciones: Estas hierbas se emplean frescas. No las deje secar al sol y tampoco las triture. Coloque un puñado abundante en agua caliente y deje que las hierbas reposen por lo menos una hora. Beba la infusión las veces que desee.
6. Ansiedad
Mal moderno por excelencia, vivir con prisas trae aparejado un estado de ansiedad permanente.
Hierbas: Laurel, toronjil, manzanilla y pasionaria.
Recomendaciones: Esta tisana ofrece muchas variantes. Puede preparar las hierbas todas juntas o por separado. Combínelas como desee. También puede elegir una sóla hierba. Beba una taza de este té tres veces al día, comenzando por la mañana. En importante beber la primera tisana en ayunas. Luego, puede ingerirla después del almuerzo y la cena.
7. Colesterol alto
Cada vez más frecuente, esta dolencia física puede derivar en graves trastornos. La fórmula chamánica que proponemos puede aliviar el mal, pero no suplanta el tratamiento médico.
Hierbas: Hojas de manzano, gingseng, azafrán, llantén.
Recomendaciones: Beber una taza después de las comidas (que deben ser livianas y ricas en fibras). Si le resulta muy difícil o costoso de conseguir, puede prescindir del azafrán.
8. Depresión
Las preocupaciones económicas, la sociedad, la ausencia de proyectos sumen al individuo en estados depresivos muy profundos. En caso de que se trate de un caso de depresión grave, es conveniente consultar con especialistas.
Hierbas: Eneldo, semillas de girasol, flores de lavanda.
Recomendaciones: Prepare una infusión bien cargada. Es decir, en vez de las dos cucharillas que se indican en la receta, coloque cuatro. Beba todas las veces que lo desee. Cuando note una mejoría disminuya la dosis de hierbas.
9. Dolor de cabeza
La recurrencia de este mal, que muchas veces obedece a las malas condiciones ambientales en las que se trabaja (iluminación inadecuada, cansancio visual, mala posición), pueden ocasionar migrañas crónicas. Para aliviar el dolor beba esta tisana.
Hierbas: Verbena y clavo de olor.
Recomendaciones: Puede utilizar hojas de verbena frescas. En el caso de los clavos, lo mejor es que estén secos y bien molidos. Beba las veces que desee.
10. Estrés
Hasta el simple hecho de vivir en una gran ciudad puede elevar los niveles de estrés de una persona. Si a este hecho se le suman preocupaciones constantes, poco tiempo libre y una exigencia desmedida en el trabajo, el panorama es poco alentador. Esta receta puede ayudar a equilibrar su interior y darle perspectiva.
Hierbas: Ginseng, milenrama, semillas de girasol, salvia.
Recomendaciones: En este caso, es muy importante que la tisana contenga todas las hierbas. Puede beberla todas las veces que desee. Para potenciar el efecto, puede agregar a las hierbas flores secas de cebolla.
11. Baja autoestima
Otro mal de los últimos tiempos. La angustia por no poder hacer frente a las exigencias del medio, la competencia feroz y la falta de horizontes claros, genera inseguridad. Combata este estado anímico con esta poción.
Hierbas: Hipérico, semilas de borraja, hojas de albahaca.
Recomendaciones: Beba todas las veces que lo desee y reflexione mientras ingiere esta poción. Eso le ayudará a revalorizarse.
12. Tensión nerviosa
Para relajar cuerpo y mente después de un día agotador, beba la poción que le indicamos, cuando llegue a su casa después del trabajo.
Hierbas: Consuelda y diente de león.
Recomendaciones: Le conviene preparar la tisana con las hierbas frescas. No las deje secar al sol y tampoco las triture. Beba la infusión cuando el aroma de las hierbas sea intenso.


http://morganabarcelona.com
WICCA ☽✪☾
Un final diferente para Lilith

Existe un final diferente para Lilith: según la mitología griega, Hades, dios del mundo inferior, se enamoró de Proserpina, (Perséfone) personificación de la primavera, hija de Zeus, padre de los dioses, y de Deméter, diosa de la tierra y de la agricultura. Hades  quiso casarse con ella, y aunque Zeus dio su consentimiento, Deméter era contraria a la boda. Entonces, Hades-Plutón con la complicidad de Hécate (imagen de la Luna Nueva) surgió  de las profundidades en un carro de oro mientras Proserpina cortaba flores en un campo de narcisos raptó a la muchacha y la llevó a su reino. Lilith, convertida en demonio, replegada en las profundidades marinas, asume su nueva personalidad afirmándose en ella y llega, por el mismo impulso que le ha hecho abandonar el Paraíso Terrenal, hasta el mismo infierno; desciende a los abismos y allí junto a Plutón, el Señor de las Riquezas, comparte con ella el oscuro esplendor del mundo subterráneo; y así deja de ser Lilith “la Olvidada” para convertirse en Perséfone “la Reina de los Infiernos”.  Deméter  salió en busca de su hija perdida y al no encontrarla quedó desolada. Murieron todas las plantas y el hambre devastó la tierra. Por este motivo, Zeus envió a Hermes, mensajero de los dioses, para que recuperara a Perséfone y la devolviera a su madre. Antes de dejarla ir, Hades le pidió que comiera un grano de granada, el alimento de los muertos. De esta manera, se vio obligada a volver al submundo y permanecer allí durante la tercera parte de cada año. Como diosa de los muertos y como diosa de la fertilidad de la tierra, Perséfone era la personificación de la renovación de la tierra en primavera. Este no fue el único cambio en la vida de Perséfone, ya que también se enamoró del bellísimo Adonis. En la mitología griega, hermoso joven amado por las diosas Afrodita y Perséfone. Nacido de la unión incestuosa del rey Cíniras de Chipre y de su hija, Adonis fue puesto bajo la custodia de Perséfone, reina del mundo subterráneo. Cuando Adonis murió al ser atacado por un jabalí salvaje al que cazaba, Afrodita imploró al dios Zeus que se lo devolviese. Zeus decretó que Adonis pasaría los meses invernales con Perséfone en el Hades y los estivales con Afrodita.

WICCA ☽✪☾
La leyenda de Lilith

El origen de la leyenda que presenta a Lilit como primera mujer se encuentra en una interpretación rabínica de Génesis 1, 27. Antes de explicar que Yahvéh dio a Adán una esposa llamada Eva, formada a partir de su costilla (Génesis 2:4-25), el texto dice: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». Si bien hoy suele interpretarse esto como un mismo hecho explicado dos veces, otra interpretación posible es que Dios creó en primer lugar una mujer a imagen suya, formada al mismo tiempo que Adán, y sólo más tarde creó de la costilla de Adán a Eva. La primera mujer a la que alude Gn. 1, 27 sería Lilit, la cual abandonó a su marido y el jardín del Edén.

La leyenda está vinculada a una tradición mágico-religiosa judía: la costumbre de poner un amuleto alrededor del cuello de los niños recién nacidos, con el nombre de tres ángeles (Snvi, Snsvi, Smnglof).

El Génesis Rabba, midrás sobre el libro del Génesis, recopilado en el siglo V en Palestina, señala que Eva no existía todavía en el sexto día de la Creación. Entonces Yahvéh había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes. Cuando desfilaron ante él en parejas, macho y hembra, Adán —que ya era un hombre de veinte años— sintió celos de su amor, y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto. Por ello exclamó: «¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia.

Según el Yalqut Reubeni, colección de comentarios cabalísticos acerca del Pentateuco, recopilada por R. Reuben ben Hoshke Cohen (muerto en 1673) en Praga:

Yahvéh formó entonces a Lilit, la primera mujer, del mismo modo que había formado a Adán. De la unión de Adán con esta hembra, y con otra parecida llamado Naamá, hermana de Túbal Caín, nacieron Asmodeo e innumerables demonios que todavía atormentan a la humanidad. Muchas generaciones después, Lilit y Naamá se presentaron ante el tribunal de Salomón disfrazadas como rameras de Jerusalén.

Adán y Lilit nunca hallaron armonía juntos, pues cuando él deseaba tener relaciones sexuales con ella, Lilit se sentía ofendida por la postura acostada que él le exigía. «¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba—: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual». Como Adán trató de obligarla a obedecer, Lilit, encolerizada, pronunció el nombre mágico de Dios, se elevó por los aires y lo abandonó.

Saliendo del Edén fue a dar a las orillas del Mar Rojo (hogar de muchos demonios). Allí se entregó a la lujuria con éstos, dando a luz a los lilim. Cuando tres ángeles de Dios fueron a buscarla (Snvi, Snsvi y Smnglof), ella se negó. El cielo la castigó haciendo que muriesen cien de sus hijos al día. Desde entonces las tradiciones judías medievales dicen que ella intenta vengarse matando a los niños menores de ocho días, incircuncisos.

El novelista italiano de origen judío Primo Levi pone en boca de uno de sus personajes esta visión de Lilit:

 

A ella le gusta mucho el semen del hombre, y anda siempre al acecho de ver a dónde ha podido caer (generalmente en las sábanas). Todo el semen que no acaba en el único lugar consentido, es decir, dentro de la matriz de la esposa, es suyo: todo el semen que ha desperdiciado el hombre a lo largo de su vida, ya sea en sueños, o por vicio o adulterio. Te harás una idea de lo mucho que recibe: por eso está siempre preñada y no hace más que parir.

Primo Levi, Lilít y otros relatos, Barcelona. Edicions 62, 1989, p. 24.

 
 

This site is protected by WP-CopyRightPro