WICCA ☽✪☾
El Resurgimiento de la Antigua Religión

Durante los siglos que siguieron a las persecuciones, la Antigua Religión, en sus diversas formas, permaneció oculta. Los libros y estudios de brujería provenían de registros y obras medievales eclesiásticas y, por lo tanto, se basaban en la misma concepción errónea del paganismo. No fue hasta 1921 que apareció una obra que tratara imparcialmente el tema de la brujería europea; la antropóloga Margaret Murray publicó The Witch Cult in Northen Europe, recogiendo datos que apuntaban hacia la existencia de una religión organizada pre-cristiana. Según la Dra. Murray, la Antigua Religión tenía su origen en la prehistoria, y era un culto muy extendido que había tenido una trayectoria continuada des de su origen. En 1931 publicó un segundo libro, ampliando sus teorías: The God of the witches.En 1951 fueron revocadas las últimas leyes contra la brujería, hecho que permitía que los practicantes de cualquiera de las muchas formas de la Antigua Religión salieran a la luz. Aún así, durante años se mantuvo el silencio, por temor a las persecuciones o, tal vez, a la opinión pública. Gérald Brosseau Gardner, iniciado en el Coven de New Forrest poco antes de la Segunda Guerra Mundial, publicó una novela: High Magic’s Aid, en la que presentó algunas de las creencias y prácticas de su tradición. Unos años más tarde, tras obtener finalmente la aprobación de sus compañeros, en su obra Witchcraft Today, presentó la imagen contemporánea de la misma, siendo la primera persona que manifestó en público su práctica de la Antigua Religión.Gardner, después de años de estudio del tema, llegó a la conclusión de que el legado que tenía en sus manos, había llegado de un modo inexacto e incompleto. Originalmente el conocimiento de la Antiga Religió había sido transmitido de forma oral, y usualmente no fue hasta el tiempo de las persecuciones, cuando los grupos se disgregaron y perdieron el contacto, que este saber se registró en los llamados Libros de Sombras. Como este libro pasaba de generación en generación y era copiado a mano por sus poseedores, era natural la inserción de errores y modificaciones. Gardner tomó los datos del Libro de Sombras de su grupo y lo rescribió de la manera que le pareció más parecía al manuscrito original. En 1950 fundó la su propia tradición, la Gardneriana. A la sacerdotisa del su Coven, Doreen Valiente, se le atribuye la creación del Creed, la Rede y la Rune. Al lado de Gardner también destacan los nombres de Janet y Stewart Farrar, asú como sus obras; What witches do y Eight Sabbats for Witches. En este periodo de resurgimiento de la Antigua Religión, y creación de la Wicca ( al menos de la versión moderna de la misma) parece ser que fue importante el contacto con el druidismo, la rama organizada del cual había derivado de la refundación, aproximadamente en el año 1770, de la Druid Order. Gérald Gardner y Ross Nichols, fundador de la Order of Bards Ovates & Druids (OBOD), crearon lazos entre sí, y como resultado de estos intercanvios surgieron los ocho Sabbats del calendario festivo en la mayoría de tradiciones neo-paganas; la Wicca incorporó los Solsticios y Equinoccios ( Yule, Litha, Ostara y Mabon) a sus celebraciones, y el Druidismo incorporó las conocidas como celebraciones lunares de fuego ( Beltane, Imbolc, Lammas, Samhain) a las suyas.En América destaca Raimond Buckland, iniciado en Escocia dentro de la tradición Gardneriana, que fundó su propia tradición, la Seax-Wicca, en el año 1973.En contraste con el seguido de nuevas tradiciones que derivaron de la influencia y estudios de Gérald Gardner destaca la figura de Sybil Leek, de origen inglés pero residente en los Estados Unidos. Sybil Leek, contemporánea a Gardner, criticó en numerosas ocasiones la formación indiscriminada de nuevas tradiciones así como el peligro que presentaban de alejarse esencialmente de espíritu de la Vieja Religión.También en América, y dentro de los grupos de base no-Gardneriana destaca la Tradición Feri, o Faery, fundada por Víctor y Cora Anderson.Probablemente en este contexto comenzó a usarse la denominación “Wicca” ligada al resurgimiento iniciado en los países anglo-sajones, factor por el cual muchos practicantes y tradiciones se muestran reticentes a identificarse con esta expresión. Con la llegada de los años 60 creció el interés por formas de espiritualidad alternativas a la norma cristiana; entre las que encontramos el Paganismo Europeo y la Wicca. La cultura pre-cristiana ( no sólo europea ) fue reconocida en amplios sectores, tanto desde el punto de vista popular como des de los estudios de investigadores. A partir de la década de los 70 en muchos aspectos y sobretodo en Norte América, la Wicca era algo conocido públicamente, y en cierta manera aceptado por diversos grupos sociales. Por una parte esto favoreció la aparición de nuevos libros, manuales, novelas, revistas, así como grupos y organizaciones paganas y Wiccas. Pero por otro lado potenció lo que Sybil Leek ya había advertido, la aparición de farsantes y el alejamiento progresivo en forma y esencia de la Antigua Religión. No se tardó demasiado en apreciar estas diferencias, por parte de los grupos más antiguos del paganismo, que a menudo se apartan de los seguidores de las nuevas tendencias. Mike Nichols sintetiza la problemática hablando de la “Vieja” y la “Nueva Guardia del Paganismo”.La diferencia viene dada principalmente por el contexto social que existía antes y después de la década de los 70. Para los paganos de la “Vieja Guardia” el simple hecho de decidir participar en la Antigua Religión ya era una prueba de fuego. En primer lugar, era muy difícil encontrar otros paganos; por lo tanto, a menudo no podían contar con alguien que les enseñara o respondiera sus dudas. Practicaban en soledad y, para muchos, encontrar ya no un Coven en el que ser aceptados e iniciados, sino un grupo de estudio organizado era prácticamente una utopía. Por otro lado, las obras sobre el tema eran escasas y poco difundidas, era necesario leer todo lo posible, y juzgar según el propio criterio y un despierto escepticismo. Tampoco contaban con las simpatías de la sociedad, más bien justo lo contrario. Para los paganos de la “Vieja Guardia” era un trabajo constante de estudio y recopilación, de preparación intensa, un enfrentamiento constante con la presión del mundo que siempre habían conocido como única respuesta a sus inquietudes espirituales que requería firmeza, voluntad y disciplina. Era necesario ser discreto y serio ante las demás personas, sereno y crítico ante la información a la que se conseguía llegar. Aún cuando esto supusiera tener que echar por tierra más de una vez un castillo de ideas formado a base de meses, y volver a empezar sin perder el ánimo. Para los paganos de la “Nueva Guardia” el panorama era completamente diferente. Podían acceder a la información fácilmente, y con un mínimo esfuerzo encontrar grupos organizados de una u otra tradición. Por otro lado, los libros sobre el tema solían simplificar tanto conceptos como práctica, presentando el Paganismo ( y con él la Wicca ) como poco más que un estilo de vida positivo y naturalista, incluso como algo compatible – en simultáneo – con otras religiones. Encontraron un apoyo por parte de diferentes grupos sociales como por ejemplo ecologistas o les feministas, que veían en este “ nuevo estilo de vida” una espiritualidad que podía contener su propio credo. Se hicieron frecuentes las autoiniciaciones, no como única salida tras largos años de búsqueda y aprendizaje sino como una manera fácil de entrar en un juego que, con los años, iría en alza. Así mismo se multiplicaron las nuevas tradiciones a raíz de la mezcla indiscriminada – y , en ocasiones, también carente de sentido -. Ya no se consideraba necesaria la crítica, ni se valoraba el proceso lento y firme de aprendizaje, ya no se consideraba im
portante la ayuda de otros con mayor experiencia. Bastaba con leer un par de libros, autoiniciarse y juntar un montón de personas afines a la propia ideología para formar un nuevo grupo. Des del nuevo punto de vista todo podía funcionar de una manera rápida y fácil, a menudo perdiendo el individuo importancia frente al colectivo, y la motivación interior ante el impulso de seguir una nova moda, presentada de un modo muy diluido o sensacionalista en los medios de comunicación, y que podía abandonar en cualquier momento. Así, el resurgimiento del Paganismo se convirtió también en muchos desgraciados casos en una degradación del mismo, y de nuevo el viejo saco en el que podía meter cualquier cosa.Sin embargo, la verdadera diferencia no está sellada entre una tendencia innovadora y una conservadora; sino en la persona. En su amor y fuerza de voluntad. La persona que está pisando en Antiguo Sendero conscientemente sabe que pisa sobre las huellas de unos que antes que él fueron novicios, y sabe que de su propio ser algo debe ser digno de ser aportado a sus desconocidos herederos. Aquel que camina sobre el Antiguo Sendero, y es consciente de ello, realiza cada paso firme y suavemente, amoroso y paciente, pero sin descanso. La diferencia no está en realidad en la cantidad de información que tiene a su alcance, sino en la manera como la busca, la trata, la asimila y la emplea. Aquel que anda sobre el Antiguo Sendero y es consciente de ello sabe que en realidad el objetivo es destilar su propio ser, y que para ello debe estar dispuesto. Sabe que las herramientas pueden ser increíblemente simples. Y, sobretodo, sabe que al final del tramo le espera el Guardián del Umbral, la metafórica figura que nos recuerda que todo tiene un precio. Aquel que de veras anda el Antiguo Sendero, es guiado por una voz interior que ha conocido en la soledad de su ser, y le ha mostrado el camino hacia su propio centro.No importa su edad, ni nacionalidad, ni sexo, ni posición social; pues va quedando atrás. Y no importa cuanto innove, ni cuánto quiera mantener la tradición, no importa que esté en grupo o solo, ni importa el rostro o el nombre que corresponden su Señora y su Señor; no importa si inclina el ara al Norte o al Este, ni si su athame es considerado herramienta de aire o de fuego. Anda el Antiguo Sendero, y su voz interna lo guía, y él avanza confiado y capaz, y el Sendero del Paganismo se anda y se respira, se anda y se canta, se anda y se siente dentro y fuera de uno; como flotando en una hermosa vibración del Arpa Dorada de la Existencia.

BOTICA DE LA BRUJA
El Jardín Mágico

dyn009original800600pjpeg25988846943247584510da1885768ef2f11d34a

Toda bruja digna de su oficio, posee un jardín de hierbas. Aunque es simple en su diseño, el jardín de las brujas contiene una gran cantidad de material mágico necesario para la bruja, que con su conocimiento, puede utilizar en el momento de realizar sus hechizos y rituales, inciensos, aceites aromáticos y amuletos.Es necesario seguir algunas simples reglas de jardinería para cultivarlo, estar alerta a las plagas y pestes destructivas, y tener algunos conocimientos generales acerca del suelo.Algunas de las cosas que son necesarias saber, serán desarrolladas a continuación en esta misma obra, cada una de ellas en un apartado especial.
Sea bruja o no sea bruja, cualquier persona puede cultivar sus hierbas de acuerdo a los antiguos métodos mágicos. Para aquellas personas que no cuentan con la posibilidad de cultivar un jardín exterior, también se ofrece en esta obra una guía para realizar los cultivos en el interior de la vivienda.
Selección de las plantas
Es necesario elegir cuidadosamente las hierbas que queremos plantar en nuestro jardín. Hay que decidir antes de hacerlo, cual es el interés principal y que expectativas tenemos con respecto a nuestro jardín.
¿Ha pensado cultivarlo sólo para obtener las hierbas necesarias para sus actos mágicos, o la idea es entregarse a todas las áreas que la herbología mágica comprende?
¿Se encuentra limitado en espacio o dispone de lugar para cultivar
hierbas, flores y hasta árboles?
Respondiendo a estas preguntas, ya estaremos en camino hacia lo que esperamos de nuestro jardín, y sabremos que posibilidades tenemos de realizarlo.
Si queremos cultivar jardines mágicos específicos para trabajar, aquí va una lista de las hierbas necesarias para cada fin. Estas son hierbas sugeridas, es decir, no es que haya que cultivar estrictamente estas que se proponen así como las presento. Sólo es una guía que cada uno puede varias de a cuerdo a su necesidad, conocimiento y preferencia.
Jardín del Amor
Rosas (las variedades simples y antiguas son mucho más propicias que las nuevas, es decir: roja, blanca, amarilla, y no las variedades modernas que se obtienen mediante injertos); violeta; verbena; milenrama; lavanda; romero; limón, albahaca, melissa; levisticum.
Jardín de la Sanación
Para tareas mágicas, no medicinales: Menta; cebolla; romero; ruda;
ajo; clavel; salvia; cardos; acedera.
Jardín Multipropósito
Romero; lavanda; milenrama; vervena; ruda; rosa; artemisa;
trébol de cinco hojas (pentafillo); clavel.
Utilice este listado como guía para el diseño apropiado del jardín mágico
del tipo que desea.
Algunas hechiceras prefieren una selección de plantas tradicionales,
como ser la mandrágora, beleño, vinca, dedalera (foxglose),
y dulcamara, sin pensar siquiera en poner otro tipo de hierbas. Sea lo que fuere lo que usted decida hacer, esté seguro que quedará satisfecho con el resultado final.
Escriba ahora los nombres de todas las hierbas que quiere cultivar, y tenga a mano esta lista con los agregados que quiera ponerle, mientras lee las siguientes páginas, visualizando como cada una de las semillas se ubicará en su jardín.
Situando el Jardín al Exterior
Los jardines mágicos por lo general no conservan los diseños comunes de jardines, muchos ellos se diseñan como laberintos. La mayoría de ellos están organizados sobre trazados que arrancan a partir de una figura circular, ya que el círculo simboliza la fertilidad, la reencarnación y la eternidad. Algunas brujas ambiciosas y con posibilidades de hacerlo, diseñan sus jardines dándoles forma de soles, lunas crecientes y estrellas.
El componente básico a la hora de diseñar nuestro jardín, es una vívida imaginación, y una buena provisión de piedras planas que servirán para marcar los contornos del diseño. Recordemos que en este tipo de jardines, se persigue un fin más allá de la complacencia estética para el ojo humano, ya que también se trata de invocar a las fuerzas que necesitamos que habiten en él.
Cuando usted se haya decidido acerca del modelo de diseño que empleará, consiga un buen libro de hierbas de cultivo. Tome nota del tamaño y características de cada una de las plantas que usted desea cultivar, así también como de sus necesidades específicas (sol, sombra, agua, luz, etc.). Calcule las distancias que debe haber entre una planta y otra de acuerdo a su tamaño y necesidades. Realice un bosquejo aproximado a escala del área donde piensa cultivar, y dibuje a lápiz las hierbas, teniendo en cuenta sus tamaños y distancias, integrándolas a su diseño ya elegido, en cada una de las posiciones deseadas.
A continuación les daré unos lineamientos generales acerca de las
hierbas para que tengan en cuenta a la hora de sembrar.
La albahaca es una planta que no se desarrolla bien si está en compañía de otras, así que es conveniente cultivarla en una maceta cerca de la casa.
La salvia y la ruda crecen bien si están cercanas una de la otra, así como también el coriandro y el eneldo entre sí. La menta y el perejil no se llevan bien juntos..
Si usted puede y está en sus planes plantar árboles, coloque: Ciprés al Norte; Saúco al Este; Laurel al Sur; y Sauce al Oeste del jardín. Si está en su mente o sus posibilidades plantar un árbol de Tejo, hágalo al Sudoeste, en un ángulo de su propiedad. Un Arce plantado cerca de la casa es muy beneficioso. Pero debe tener cuidado al plantar árboles, no sea cosa que éstos den demasiada sombra al jardín, ya que algunas hierbas necesitan la luz solar directa.
Cuando el plan de trazado para el jardín se encuentre bien afirmado en su mente y dibujado sobre el papel, salga a conseguir las semillas y plantas o plantines que necesite para realizarlo.
Sin embargo, antes de que las hierbas puedan ser sembradas o
plantadas, es necesario proceder a la preparación del terreno.
Preparando el Terreno
Cuide principalmente que el lugar escogido no se un sitio muy transitado, a fin de que las plantas no sean molestadas. Marque en el lugar escogido el trazado de su jardín. Lo mejor es iniciarlo en primavera, cuando ya han pasado los fríos crudos.
Ya en el lugar de creación del jardín, tomar un puñado de muérdago.
(Nota de la traductora: cuidado las personas que viven es Sudamérica y
otros sitios, ya que es común confundir el muérdago con el acebo, y no
es lo mismo). Se muele este muérdago en un mortero, tres días después de haberse iniciado la Luna Nueva. Espolvorear el polvo resultante sobre la tierra, de un lado a otro. Luego se comienza a trabajar la tierra, munidos de pala y zapa (o zapín), removiendo la superficie hasta que aparezca la tierra húmeda. Toda el área debe quedar labrada de esta manera.
Si observamos que la tierra es muy dura, hay que agregar un poco de
estiércol como abono; si fuera arenosa, hay que agregar humus.
La mayoría de las hierbas no requieren tierras en perfectas condiciones para su desarrollo, pero si logramos mejorar el terreno obtendremos especímenes mucho más saludables.
El diseño básico del jardín, como dijimos anteriormente, parte de una base circular, realizando esta circunferencia, de acuerdo al tamaño de terreno del que dispongamos.
Consiga una soga lo suficientemente larga como para marcar con ella el perímetro de la circunferencia del jardín, atando fuertemente cada uno de los extremos para que el círculo quede perfectamente sellado. Si utiliza varios trozos de soga, tenga la precaución que queden todos bien unidos.
Luego determine con ayuda de una brújula, los puntos cardinales exactos en su jardín. Marque los puntos con rocas para tomarlos como referencia, poniendo la más grande al Norte.
Cuando llegue el anochecer, preparar un fuego pequeño, o colocar
lámparas alrededor del área para iluminarla.
Comenzando por el Norte, clavar una vela en la tierra cera de la soga pero fuera del círculo. Luego, siguiendo el sentido de las agujas del reloj, colocar otras al Este, Sud y Oeste, una en cada punto.
Si la noche fuera muy ventosa, se pueden usar cuatro linternas, o ubicar las velas dentro de recipientes de vidrio. Si utiliza éste método, vierta en el fondo del recipiente un poco de cera derretida antes de poner en él la vela, a fin de que ésta se pegue al fondo. Ubique las velas en cada punto, al lado pero fuera del círculo.
Ahora, tomamos nuestro athamé y nos paramos en el centro del círculo, mirando hacia el Norte. Alzando los brazos hacia el cielo decimos (si el viento es muy fuerte y tempestuoso, debemos gritar, más que decir):
“Yo invoco a los poderes del Norte, para que bendigan y protejan este
jardín”
Repetir esto con cada punto, cambiando el nombre por el del punto
cardinal al que corresponda en la invocación.
Al terminar, volverse de nuevo hacia el Norte. Inclinarse sobre la tierra y comenzar a trazar con la punta del athamé el pentagrama sobre el terreno. La punta superior llegará hasta la vela del Norte, y las demás deben quedar equitativamente espaciadas, cada una tocando la soga que delimita el círculo.
Ahora, arrodillándose en la parte meridional del pentagrama, trazar los siguientes símbolos con la punta del athamé. La parte superior del símbolo es un círculo, y lo pondremos orientado al Norte; luego, trazar dos segmentos de círculo que representen a la Luna Creciente; uno al Este y otro al Oeste, y entre los dos, un triángulo cuyo vértice superior apunte al Sur. Espero que esto sea claro para todos.
Ahora, sentarse y ponerse muy en calma. Concéntrese y cuente nueve latidos de su propio corazón. Ahora sí, usted puede estar seguro que su jardín se encuentra protegido mágicamente. Apague las velas, comenzando desde el punto Norte, siguiendo la dirección de las agujas del reloj. Si utilizó recipientes de vidrio a causa del viento, saque la vela de su interior y deje que el propio viento se encargue de apagarla.
Con mucho cuidado y gentileza, corte con su athamé una rama de abedul, fresno silvestre o sauce, o de cualquier otro árbol cercano al lugar si no hubiera de estas especies. Si no hay árboles cercanos, se puede utilizar como último recurso una escoba común de barrer la casa, o una hecha específicamente par lo que vamos a realizar (ésto último es mejor).

Si va a cortar la rama de un árbol, siempre utilice el athamé. Acérquese al árbol y explíquele con gran cortesía y respeto, que necesita tomar una de sus ramas, y explíquele cual es el propósito y lo que usted va a hacer allí. Déjele como pago y retribución alguna cosa enterrada bajo su copa, cerca del tronco.

Vuelva al círculo con la rama o la escoba fuertemente asida. Párese al Norte, fuera del círculo, y comience a barrer, a limpiar con la rama los símbolos que trazó en su interior,: Camine alrededor del círculo en el sentido de las agujas del reloj, y continúe barriendo hasta que en la tierra no quede nada de los dibujos.

Recoja la soga y las velas, y guárdelas en un lugar seguro. Apague
cualquier tipo de iluminación que estuviera empleando y retírese de allí

A la mañana siguiente, justo a la salida del sol, vaya a ver si encuentra alguna señal en la tierra. Es probable que aparezcan algunos diseños especiales o símbolos sobre la tierra, aún cuando usted haya borrado todo o que dibujó la noche anterior. Es frecuente encontrar plumas de aves.

Si el rocío ha cubierto el terreno con un manto de líquido bendiciendo la tierra, déjelo secar. Recoja algunas plumas si las hubiera y registre este hecho como una unión entre su jardín y el silencioso poder de la Naturaleza.

Sirva en una vasija un cuarto litro de sidra pura y párese n medio del jardín. Con mano firme, rocíe sidra por toda la superficie de la tierra, girando para llegar a cada punto como si estuviera parado sobre un eje. Cuando la sidra se acabe, abandone el jardín y deje que la tierra absorba el líquido.

La sidra simboliza la sangre, despierta y renueva las energías residentes
en la Tierra, y la prepara para la llegada del momento de plantar.

Deje a su jardín en paz durante tres días. Cuide muy bien que nadie lo moleste, ni personas ni animales deberían caminar sobre él. Los animales a menudo se sienten fuertemente atraídos, ya que son naturalmente curiosos, y además son muy sensibles a la placentera vibración que emana desde el lugar que fue bendecido.

AL cuarto día, levantarse antes que el sol salga. El tiempo de plantar ha
comenzado.

La Plantación

Como todo en la vida de la bruja, el momento de plantar debe ser guiado por la Luna. Algunas hechiceras siguen atentamente el paso de la Luna por el zodíaco, y plantan sus hierbas sólo durante los momentos que signifiquen mayor fertilidad.

Ubicar los paquetes de semillas y los plantines justo en el centro del jardín. Salga a conseguir (comprando o haciéndolo usted), algunas estacas de madera de una pulgada de ancho y 9 pulgadas de largo. Con un marcador negro indeleble, va a escribir los nombres de cada hierba en estas estacas, a ambos lados de la misma.

Luego tome las semillas y comience a sembrar de acuerdo a las indicaciones que tenga el paquete, o las que usted ya conoce, siguiendo el diseño que usted ya se trazó antes de comenzar. En cada sector sembrado con determinada semilla, coloque una estaca con el nombre de la misma, para marcarla.

Realice el trabajo por sectores, hasta poner en la tierra todas las semillas y plantines que tenga, y siempre de acuerdo al diseño previo. Busque de plantar siempre en la fase adecuada de la Luna. Rocíe con cuidado diariamente su jardín con agua limpia, si es de lluvia, mejor. Así como las rocía a diario con agua para que crezcan, hable con ellas y con las semilla que aún no germinan. Active su imaginación y visualice su hermoso jardín tal cual lo desea, y vea eso cuando lo mire, en vez de ver tan solo una porción de tierra labrada y húmeda, porque como lo imagine, será.

Con cuidados, tiempo y magia, su jardín rebosará de vida. Cuide de sus
plantas especialmente si vive en lugares de fríos o calores intensos.

Ralee si fuera necesario las plantas que van creciendo, si es que ellas no se ralean por sí mismas. Cuando sus hierbas se hayan desarrollado bien, tengan un tamaño más importante, y estén tupidas y vibrantes, entonces, y solo entonces, podrá comenzar a cosechar de ellas, siguiendo las instrucciones que encontrará en esta obra.

La Protección del Jardín

El ritual de protección inicial puede ser complementado de tanto en
tanto, utilizando algunos de los siguientes métodos.

Una antigua tradición, dice que se deben plantar tres tipos de flores rojas para proteger al jardín, tales como pueden ser: geranio, rosa y nasturcio. Sirven como guardianas, para mantener lejos de su tierra a los visitantes indeseados.

Para proteger su jardín de tormentas y granizadas, asegúrese de plantar verbena en algún lugar cercano, o dentro del mismo jardín. Un árbol de laurel también brinda protección para esto.

Los árboles son grandes protectores. Hay una antigua costumbre celta que se sigue utilizando hasta ahora, que es la de atar un listón rojo alrededor del tronco de un árbol, mientras se iba diciendo una oración de este tipo:

“Árbol de Saúco, velarás por la seguridad… Oh Sagrado
Roble! Oye mi llanto pidiendo tu protección… por eso te amarro”

Cuide de reemplazar los listones rojos regularmente, cada plenilunio. Este ritual puede efectuarse también en algunas plantas de las más robustas que tengamos en el jardín.

Los insectos destructivos son un gran y antiguo problema, tanto para las brujas, como para los jardineros. Hay un procedimiento muy efectivo para echarlos fuera del jardín..

Esperamos que la Luna Llena transite por los signos de Leo, Virgo, Acuario o Géminis. Espolvoreamos la tierra con pimienta de cayena alrededor de la base de cada planta afectada. Otra solución es rociar la planta con un spray con una solución de 1/a de taza de jugo de cebolla (pasada por la licuadora), 1 cucharada de jabón líquido, o bien detergente biodegradable. Esta solución bien mezclada, se rocía sobre la planta, con mucho cuidado de que no caiga en la tierra.

Si cayera en la tierra, debemos enjuagarla echando bastante agua. Después de unos días, enjuagar las hojas de la planta para eliminar el jabón seco y los insectos que pudiera tener adheridos, y luego vaporizarla con agua limpia y fresca.

Si el problema persiste, buscaremos un sistema muy natural. Hay sitios en los que se crían y venden vaquitas de San Antonio, o mariquitas, por lo general son muy baratas y son capaces de limpiar muy efectivamente el jardín de pequeños insectos. También la mantis religiosa, o mamboretá es muy efectiva.

Plantar caléndula y ruda en medio de otras plantas también es un buen método de control para las pestes. Muchos insectos no toleran el olor de estas hierbas.

Si no se tiene nada de esto a mano y no se lo puede conseguir, compre un repelente spray orgánico para plantas y aplique según las instrucciones.

Un viejo método para enfrentarse a los animales a los que les encanta masticarse las hierbas mágicas, es hacerse de una pequeña imagen de la ofensiva criatura, aguardar la Luna estéril y enterrar el muñequito en el jardín, y usted ya no tendrá problemas.

De todos modos, antes de usar el método anterior, tal vez sería mejor tratar de comunicarse con los animales, e invitarlos a irse del jardín, tal vez, en el momento de plantar poner más cantidad de cada hierba, para sí compartir el jardín con ellos… tu sabrás lo que quieres hacer. Esto decía un anciano al momento de sembrar:

“Uno para la roca, uno para el cuervo uno para morir, otro para crecer”

Seguramente la Bruja verde tendrá uno o dos sapos en su jardín. Ellos se alimenta de cantidades y cantidades de insectos. Pero ellos necesitan agua, así que si queremos que vivan en nuestro jardín, debemos aprovisionarlos de una fuente de agua que tenga fresca todo el tiempo, por supuesto, un lugar donde “guarecerse” en caso que sienta necesidad de ello. Esto lo podemos hacer poniéndole un una vasija de barro de manera que el sapo pueda meterse en ella y sentirse cobijado. Finalmente, durante los meses de invierno, si usted reside en zonas de temperaturas heladas, o donde nieva, cubra la tierra del jardín con una capa de paja y hojas, dejándola allí hasta que empiece definitivamente a llegar la primavera y el peligro de las fuertes heladas haya pasado.

Pero hay que cuidar de poner la paja cuando ya esté el tiempo helado, porque de hacerlo antes, algún roedor podría adoptar nuestro jardín como vivienda permanente durante el invierno, produciendo graves daños a las plantas.

Jardinería Mágica

Las brujas han cultivado hierbas durante siglos, y así has acumulado experiencias sobre muchísimos procedimientos efectivos para sus jardines mágicos. Muchas veces, la experiencia enseña muchísimo más que una pila de libros de jardinería.

Cuando las plántulas estén bien establecidas en su crecimiento, es muy factible que algunas otras plantas “no invitadas al jardín”, se presenten sin permiso. Déjelas en paz, ya que difícilmente harán daño a sus hierbas, y además, muchas de ellas poseen

fuerza mágica. Normalmente los jardineros – no magos, las destruyen, llamándolas “hierba mala”, es porque en realidad no conocen sus poderes.
Aquí van algunas reglas específicas para la poda.

La poda se debe realizar en luna cuarto menguante. Los cercos de protección, como por ejemplo el espino que desde tiempos inmemoriales están presentes en los jardines mágicos, debe ser podado siguiendo la dirección Este – Oeste, siguiendo el curso del sol.

Recorte sus árboles girando en torno a ellos, siguiendo el sentido de las
agujas del reloj.

Los cardos pueden llegar a convertirse en una pequeña molestia en nuestro jardín mágico. Si usted los corta luego del solsticio de verano (Midsummer), se hará más fuerte que antes, y por cada uno que corte, crecerán dos. Así que a menos que usted tenga interés en tener una gran cantidad de cardos en su jardín, asegúrese de podarlos antes del 21 de junio (Nota de la traductora: Tómese en cuenta que esta fecha
está dada para el hemisferio Norte, así que si Ud. Vive en el hemisferio
Sur, la fecha sería el 21 de diciembre)

Tal vez usted quiera compartir sus plantas con algún amigo, eso está muy bien. Pero aún en esto hay que observar reglas. Nunca dé usted mismo una parte de su planta a nadie. Si un amigo le pide, por ejemplo un ramillete de romero ante su jardín, usted cambie de inmediato de tema y aléjese de allí con su amigo. Ellos deben “robarse” el ramillete por sí mismos. Siguiendo este procedimiento, la planta se mantendrá saludable. Particularmente no estoy del todo de acuerdo con esta parte, ya que disfruto mucho de dar y recibir plantas.

Una vez al mes, luego de que sus hierbas se encuentren bien fuertes, preferentemente en noche de Luna Llena, camine por fuera del jardín y dibuje un círculo alrededor de cada planta con el athamé. Asegúrese de que el círculo quede perfectamente cerrado. Dibújelo en el sentido de las agujas del reloj. Esto ayuda a conservar los poderes dentro de las hojas y raíces.

También acostúmbrese a ir a visitar a sus hierbas por la noche, cuando las baña la luz de la Luna y converse con ellas. No descuide esto, ya que logra crear un lazo especial entre el jardín y usted, una conexión entre su energía y la de las plantas. Si algún vecino llegara a oír casualmente sus conversaciones nocturnas, no se preocupe. Muchas personas aún sin ser brujas conversan con sus plantas, y muchos psicoanalistas predican que se trata de una excelente terapia. Trate de hablar con ellas no solo en la noche, sino también durante el día, mientras las riega, las poda o las contempla.

Jardinería de Interior

Para aquellas personas que por diferentes motivos no pueden cultivar un jardín externo, es muy bueno que consideren cultivar uno de interior. Asegúrese de sembrar sus semillas según sus instrucciones, y en la adecuada fase lunar, dentro de recipientes o maceteros. Puede colocar maceteros largos adelante de las ventanas. Utilice todo el espacio que pueda con ellos.

Sitúe las plantas de modo que reciban luz del sol. Los maceteros de

cerámica son muy buenos para este propósito, ya que luego de tres horas de regada, la tierra vuelve a tomar su consistencia natural. No sucede así con las macetas plásticas, que no resultan muy favorables. Lleve sus plantas afuera una vez por semana, y rocíelas con agua fresca con un pulverizador muy fino. También permítales recibir la luz solar, ya que al permanecer adentro, aunque la luz entre por los vidrios de la ventana, estos actúan como barreras yu no les llega toda la energía necesaria. Esto último siempre y cuando las plantas estén ya bien crecidas. No es bueno exponer los retoños cultivados en interior a la luz solar de golpe. Hay que hacerles “probar” el sol muy paulatinamente, y nunca el sol del medio día.

El primer día, se las puede exponer de 5 a 10 minutos, y en área donde sólo reciban luz y no sol directo, y lentamente, se puede ir aumentando la cantidad de tiempo de exposición en hasta cinco minutos más por días. Sea muy cuidadoso con esto, ya que de otra manera sus plantas podrían quemarse. Tampoco es bueno rociarlas con agua mientras el sol está alto. Esto se debe realizar a la mañana muy temprano, o bien en la noche.

El césped artificial que utilizan algunos jardineros es muy bello… ¡pero no tiene magia! Aún cuando el jardín sea cultivado bajo techo, muchos de los viejos procedimientos pueden ser utilizados.

Si no tiene buena luz solar, utilice algún otro tipo de iluminación artificial, ya que a mi me parece que de todos modos siempre será mucho mejor utilizar hierbas cultivadas por nosotros mismos, que tienen nuestra energía, a comprarlas en algún sitio, donde además nunca estaremos el todo seguros si los métodos utilizados para el cultivo son realmente orgánicos.

Un jardín mágico, es más que una colección de plantas con poderes
ocultos. Es un lugar donde la energía se comunica con la energía. Donde

la antigua Magia de la Tierra espera ser descubierta dentro de cada planta. Es un sitio al que los pájaros acuden a cantar y el rocío se reúne para formar burbujas de luna sobre las hojas y las flores perfumadas. Es el lugar donde el sabio se arrodilla sobre la Tierra para escuchar atentamente, buscando oír el latido del corazón de la Naturaleza murmurando suavemente a través de una simple hoja, un simple tallo de cualquiera de los billones de plantas alimentadas por nuestro bendito planeta. Las brujas deben respetar toda forma de vida, incluida la de las plantas.

Por suerte, las plantas son seres vivos llenos de abnegación. Han sido diseminadas por el planeta con el fin de alimentarnos, alegrarnos y ayudarnos en nuestra práctica mágica.

DESCONOZCO LA AUTORIA. ESTÁ DESCARGADO DE SCRIDB.

WICCA ☽✪☾
Ritual para atraer Energías Positivas durante el Solsticio de Verano


 

Se recomienda hacer este ritual el día 21 de junio, en el Solsticio de Verano.

Materiales:

– Jabón neutro.

– Sal marina.

– 1 velita amarilla.

– 3 naranjas.

– 3 manzanas.

. 2 maracuyás.

– miel.

– canela molida.

Instrucciones: La noche antes de hacerse el ritual, en un envase con agua, verter el jugo de las 3 naranjas, las 3 manzanas cortadas en dados y las semillas de los 2 maracuyás, la miel y la canela; remover y colocar en donde le de la luz de la luna y del sol durante 24 horas. Pasado este tiempo, colar.
Bañarse con el jabón neutro y luego exfoliarse todo el cuerpo con la Sal Marina, comenzando desde el cuello hacia abajo, de forma circular, en sentido de las agujas del reloj y hacia afuera como si se estuviese sacando algo.

Después ducharse para retirar la sal marina y enjuagarse con el preparado hecho la noche anterior debidamente colado. No retirar, dejar secar.

Para finalizar encender la vela amarilla, pásarla por todo el cuerpo diciendo:

“Con la ayuda de mis Guías Espirituales,

los Ángeles de la Prosperidad y el Dinero,

me conecto a la corriente universal de prosperidad y éxito

que provienen del sol central y que se intensificada durante el Solsticio de Verano,

para que todo lo que emprenda para potenciar mi progreso,

se materialice en armonía perfecta, bajo la gracia divina y si es de justicia.

Gracias Padre porque esto es así”.

Para finalizar, dar Gracias por la asistencia y dejar que la vela se consuma.

WICCA ☽✪☾
LA NOCHE DE SAN JUAN: SOLSTICIO DE VERANO

La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad.

En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, en la víspera del pleno verano se iniciaban fogatas y ritos ,estos tuvieron diferentes nombres,pero a la llegada del cristianismo y al darse cuenta que era imposible extirpar estos ritos pagános,decidieron llamarla con un nombre cristiano “NOCHE DE SAN JUAN”.

La noche del 23 al 24 de junio es la más corta del año, justo en pleno solsticio de verano. Este hecho ha provocado que desde siempre se la considere una noche mágica.
En la tradición pagana europea, era un acto de purificación: el iniciado debía limpiar su espíritu durante la noche del día 23 de junio, valiéndose del humo y el rocío, para recibir sobre su cuerpo desnudo los primeros rayos del sol del día 24.

Una de las festividades más importantes del mundo celta era el BELTAINE,(‘fuego de Bel’), era un festival en honor al dios Belenos, durante el cual se encendían hogueras. Los guerreros saltaban las hogueras como muestra de valor y cuanto más alto el fuego, más valor demostraban. Finalmente, cuando sólo quedaban ascuas humeantes, los druidas hacían pasar al ganado por ellas para protegerlo de enfermedades.
MITOS Y LEYENDAS DE LA NOCHE SE SAN JUAN.
Es época de gratitud por las cosechas , más horas de sol y tiempo para la diversión y de pedir por la fecundidad de la Tierra y de los hombres.
Se dice que se abren las puertas a la dimensión mágica: hadas, duendes, dragones, brujas,… campan a sus anchas a la luz de la Luna y atraídos por la luz de las hogueras.
Esta es una fecha rodeada de leyendas en las que aparecen grutas fantásticas, castillos encantados, ciudades perdidas, antiguos tesoros, seres de fábula, maldiciones y bendiciones de todo tipo. Es una noche llena de supersticiones y rituales, en que los entierros arden, el Diablo anda suelto y los campos son bendecidos.
La Noche de San Juan, se caracteriza por la multitud de hogueras que iluminan la noche. Los ciudadanos arrojan a la hoguera antes de su encendido pequeños objetos, conjuros, deseos etc.
HEMISFERIO SUR SOLSTICIO DE INVIERNO CREENCIAS EN SUDAMÉRICA.
Debido está en el hemisferio sur, la mayor parte de Sudamérica se encuentra al sur de la línea ecuatorial, los días en torno al 20 de junio (solsticio de invierno austral) de la celebración son los más cortos del año.
ARGENTINA
La noche de San Juan se celebra el 21 de junio, fecha en la cual ocurre, (a la inversa que en Europa) el solsticio de invierno, durante tal fecha se encienden fogatas (muchas veces denominadas fogaratas) en los barrios o pueblos, en torno a tales fogatas se reúnen principalmente niños y jóvenes; ha sido tadición cocinar batatas o boniatos en las mismas y también saltar sobre tales fogones.
BOLIVIA
Tradicionalmente se realizaban fogatas familiares en las cuales se quema (atizaban) muebles y cosas viejas de madera que se reunían a lo largo del año anterior, este acto representaba quemar, deshacerse de lo viejo para dar paso a lo nuevo. Así se renovaba lo material y lo espiritual,También se disfrutaba de un ponche caliente o un sucumbé, esta última bebida hecha con singani (agua ardiente de uva) y leche calentada al fuego, ya que en Bolivia se tiene al 23 de junio como la noche más fría del año. Los niños juegan con fuegos artificiales. Los jóvenes y los adultos bailan y saltan la fogata.
PARAGUAY
En la noche del 23 se reunen los vecinos para participar en algunos juegos como la “pelota tatá,” una pelota de trapo embebida en petróleo o kerosén. La pelota se enciende y se convierte en un balón de fuego que circula entre la muchedumbre y a la que la gente le da puntapiés para tratar de alejarlo. El “tatá ári jehasa”: Significa pasar descalzo caminando sobre aproximadamente 5 metros de brasas.Para jugar al “toro candil,” alguien se viste con un casco en forma de cabeza de toro con cuernos en llamas y corre entre la multitud pretendiendo ser toro.
CHILE
Cada año, en el solsticio de invierno, en distintas localidades rurales se celebra la Noche de San Juan; fiesta que concentra toda la magia, mitos, leyendas y secretos campesinos que conforman los misterios de la sabiduría popular.
Hermanada a esta festividad, el pueblo MAPUCHE el día 21 de junio, celebra su Wetripantu, Año Nuevo con rituales de renovación y purificación, invocando la fecundidad de la tierra germinada.Cada 23 de junio se celebra en los campos chilenos la noche de San Juan, en la víspera del día de este santo. Se trata de una festividad presente tanto en Chile como en otros países de Latinoamérica, asociada a la vigilia de “la noche más larga del año”. Una velada en la cual la magia, los secretos, leyendas y misterios de la tradición campesina se manifiestan como nunca. Quien realice con fe las “pruebas de San Juan” obtendrá muchas respuestas.
En esta fecha se ponen en práctica diversas supersticiones, tales como: sentarse debajo de una higuera con una guitarra, poner papas debajo de la cama, poner tres papeles con deseos debajo de la almohada, echar esperma de vela en una fuente de agua, o leer el futuro en una yema de huevo, entre otras.
Pruebas a realizar en la Noche de San Juan:
La flor de la higuera, dicen que la higuera florece por única vez en la víspera de San Juan a las doce de la noche, pero hay que estar muy atentos por que dura un instante, y desaparece. Quien logra aprisionarla entre sus manos, se enriquece y es feliz por toda una vida. Para esto es necesario subirse al árbol y observar las ramas más altas, lugar donde florece la flor. La tradición dice que cercano a las doce se oyen gruñidos, ruidos, maullidos y hasta gritos espantosos o se ve aparecer al diablo, serpientes y arañas. Al que no tiene miedo no le pasará nada y logrará ver la higuera llena de flores. Debe tomar solo una y ponérsela en el pecho y después bajar del árbol. Al día siguiente desaparece la flor, pero el valiente tendrá fortuna y felicidad.
Cada 23 de junio a la media noche, se realizan varios rituales para aprovechar las energías mágicas de la noche de San Juan. Se relaciona con San Juan el Bautista y el solsticio del 21 de junio. El 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), lo que quiere decir que lo que está en juego son poderosas energías solares actuando en la Tierra.
This site is protected by WP-CopyRightPro